Archivos para agosto 2019

Vértigo Estival ofrece un hasta luego hasta la próxima edición de Jaén en Julio

Después de un mes más que ajetreado, este fin de semana nos desplazamos a Martos para despedirnos de Jaén en Julio con el último de los cinco festivales que lo componen: Vértigo Estival. La décimoquinta edición de esta cita imprescindible del indie volvió a tener por bandera la filosofía que les viene acompañando: dar cobijo a las principales promesas de este estilo musical y ofrecer un espacio íntimo donde disfrutar de sus apuestas consolidadas.

 

Fueron muchos los que se acercaron hasta la localidad para ver a Los Enemigos, una agrupación que dejó claro que estos más de 20 años en la música les han enseñado mucho. Pero también Joe Crepúsculo cautivó a gran parte del público presente haciéndole bailar con temas más que conocidos como “Mi fábrica de baile” o “Música para adultos”.

La agrupación que sorprendió a los asistentes con su talento fue Cala Vento, una formación a la que habrá que seguir la pista ya que tiene todos los ingredientes para triunfar. Sus canciones, especialmente sus letras brillantes, llamaron la atención de los asistentes. A quien tampoco hay que quitarle ojo es a María Guadaña. La cantante presentó su primer álbum “Remedios paganos”, una colección de temas con los que busca combatir lo absurdo del dolor y la muerte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con esta edición de Vértigo Estival nos despedimos de Jaén en Julio 2019. Este mes de julio, y una pequeña parte de agosto, nos ha permitido ver a grandes talentos, como Maceo Parker o Femi Kuti; nos reencontramos con viejos conocidos, como Blues Band de Granada; vivimos el talento local de la mano de Jaenia y Maldito Swing; disfrutamos una vez más de la Paella Party del Vértigo Estival y de una empoderada jam session en el camping del Imagina Funk. De momento, nos despedimos. Pero ya estamos trabajando para volver a vernos el año que viene.

Gracias a todos y todas por vuestra participación.

Vértigo Estival, 15 años a ritmo de indie

Vértigo Estival nació de la idea de varios amigos que querían atraer música de “este estilo” a la localidad de Martos. “Era algo que no solía suceder. Era muy complicado ver a artistas de indie o pop en la provincia de Jaén y, además, entonces no había tantos festivales como ahora. Fue una apuesta muy chula que ha dado un resultado estupendo”, explica el director de la última cita de Jaén en julio, José Molina.

Aunque mantiene el espíritu inicial de cercanía de la organización con los artistas, Vértigo Estival ha ido evolucionando “hacia donde el público ha querido”. “Como el hecho de tener varios escenarios en distintos emplazamientos de Martos, o cuando apareció la paella party en la piscina, que se convirtió en uno de los momentos más bonitos y que aporta mayor disfrute en el festival”, comenta Molina. Otras de las innovaciones más estimadas por el público habitual de Vértigo Estival son los desayunos acústicos: “Eso de estar tomándote un café debajo de una sombrilla escuchando a un cantante o una banda, me parece algo sorprendente”.

Tras quince años de existencia, Vértigo Estival no sólo afronta cualquier reto que se ponga por delante, también acumula cientos de anécdotas. “Recuerdo con mucho cariño la primera vez que nos acompañaron The Wedding Present. Aquel año había llovido mucho y fue la primera paella party, aunque entonces no fue en la piscina”, dice. La relación con la agrupación inglesa había empezado con mal pie. Al llegar al aeropuerto, habían perdido sus instrumentos, pero la historia no termina ahí: “Cuando llegó el momento de que fueran a probar, fueron al escenario de los conciertos de la noche. Cuando la bajista dio la primera nota, se le metió el pie en un agujero que tenía el escenario. En ese momento pensé que me iban a decir que no harían la actuación”. Por suerte, los británicos ayudaron a reparar el escenario y dieron uno de los mejores conciertos que se recuerdan en el festival, uno por el que han pasado grandes artistas como Lori Meyers, Sidonie o La habitación roja.
La última parada de Jaén en julio está a punto de llegar. Para el director de Vértigo Estival formar parte de esta importante cita cultural ha sido y es “un impulso muy grande. Fue el salto que necesitábamos para convertirnos en un festival más grande, más profesional y como mucha más promoción. Es un honor compartir cartel con festivales tan grandes como BuesCazorla o EtnoSur”, sentencia.


Con Jaén en julio se cierra un mes brillante para Jaén, musicalmente hablando y se abre una oportunidad única para disfrutar de los cuatro parques naturales de la provincia que en verano ven intensificada lla actividad de ocio y deporte.