Un 20 aniversario para el recuerdo

Los Encuentros Étnicos de la Sierra Sur cerraron el pasado domingo una edición que será recordada por la gran afluencia de público y la gran armonía existente en las calles de Alcalá la Real.

Entre los etnosureños se ha comentado durante todo el fin de semana la gran variedad musical de calidad que se ha podido ver en los tres escenarios con los que cuenta el festival. En el escenario del Paseo de los Álamos hubo dos propuestas muy distintas. El sábado actuaron los japoneses Kachimba4. El público bailó y vibró con la energía de esta banda procedente de Okinawa. Se atrevierona interpretar con temas tan conocidos como ‘Borriquito como tú’ o ‘Guantanamera’ y un estilo muy particular de la salsa latina. Ya el domingo, y cerrando la programación musical de EtnoSur 2020 estuvieron en escena los jienenses Kriptolites con un reggae muy fresco.

Foto: Sitoh Ortega. Kachimba4

Foto: Sitoh Ortega. Kachimba4

Los que se acercaron hasta la Plaza del Ayuntamiento tuvieron el privilegio de contemplar dos propuestas muy distintas. El viernes,  músicas de las Tres Culturas, balcánicas, mediterránea o funk gracias a Javier Paxariño Trío, y el sábado, la interpretación moderna e innovadora del balafón de Djabarikian.

Pero sin duda, las grandes actuaciones tuvieron lugar en el escenario EtnoSur. El viernes comenzó todo con las letras arriesgadas y polémicas de Ana Tijoux para posteriormente pasar a vivir uno de los momentos más esperados de esta vigésima edición. ‘EtnoSur 20 años’ fue un orgasmo flamenco. La combinación del piano de David Dorantes, el tres flamenco de Raúl Rodríguez, el saxofón y la flauta travesera de Jorge Pardo, el contrabajo de Francis Posé y la percusión de Javi Ruibal llegó al alma de los etnosureños que allí se daban cita. Boquiabiertos y sin parpadear contemplaron un espectáculo único y probablemente difícil de repetir. Esa es la magia de EtnoSur. Este concierto sirvió como homenaje a uno de los grandes del flamenco, Juan ‘El Lebrijano’. Tras esa gran producción de producciones, comenzó la ‘fiesta’ con Chico Trujillo. Cumbia clásica, boleros, música balcánica y reggae fueron algunos de los géneros que interpretó la banda chilena de la que destaca una sección de vientos potentísima y con una fuerza que se escuchó hasta en Jaén capital.  El honor de cerrar esta primera noche lo tuvo BCUC y su afamado ‘loco, loco, loco’. Los sudafricanos repitieron un repertorio que ya se puedo ver en EtnoSur 2013 y que el público esperaba con mucha ansia ya que era uno de los conciertos más recordados de la segunda década de los Encuentros Étnicos de la Sierra Sur. Posteriormente, Julio Moreno llevó la música hasta el amanecer con una sesión muy divertida y acorde a las características del festival.

Si ya fue grande la primera noche etnosureña, la segunda no tuvo nada que envidiarle. La apertura la realizó uno de los artistas con mayor proyección y más vanguardistas de este país, El Niño de Elche. ‘Voces del Extremo’ es un proyecto de canciones interpretadas en base a técnicas que vienen en algunos casos del flamenco, y en otros, más cercanas a géneros musicales como el kraut rock, el ambient o la new wave de finales de los 70 y principios de los 80. Por su parte, Spyrow recordó a grandes del reggae africano costamarfileño como Tiken Jah Fakoly o Alpha Blondy. El bombazo de la noche lo dieron Dubioza Kolektiv. Dinámicos, versátiles y cargados de energía reventaron un recinto ferial abarrotado de etnsoureños con ganas de saltar y bailar. Tras esta explosión de fuerza de los bosnios, a Nortec Collective le faltó un poco para poder embaucar al público de la misma manera que lo realizaron sus predecesores en el escenario. Aún así, los mexicanos desplegaron un elenco de sonidos electrónicos basados en la música popular de su país que contribuyó a que este año EtnoSur haya tenido una de las mejores programaciones de su historia reciente. El broche final lo realizó el dj granadino, Sr. Lobezno, con una sesión centrada en la música negra.

Foto: Sitoh Ortega. Dorantes

Foto: Sitoh Ortega. Dorantes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *